© 2019 by Xavier Salvador.

El Sorral

En frente de Punta Es Mut, en medio del arenal, se alza una piedra que sube hasta unos 5 metros de profundidad, bajando hasta los 21 en la base, que cae en lecho arenoso. 
Es una inmersión sencilla, poco profunda y muy relajada, que permite observar fauna muy diversa, incluso grandes ejemplares de milana, raya o tembladera durmiendo en la base de la roca. La base está repleta de anémonas de arena y, con ellas, viven las gambitas transparentes del género Periclimenes.
La inmersión también permite la opción de volver nadando hasta la playa, estando conectada por un cabo de unos 100 metros a la Punta es Mut, hecho que permite no tener un límite máximo de tiempo de la inmersión y disfrutar de una ralajada y larga jornada.
También resulta una inmersión ideal para realizar nocturnas, ya que la fauna, la mayoría de fondo arenoso, está más activa durante la noche.