CAP DE BEGUR

DSC_0337.jpg

La punta rocosa situada en frente de la Cala d'Aiguablava es Cap de Begur. Esta formación es el punto que más se adentra de la península en el Mediterráneo y por ello lo convierte en un lugar muy expuesto a las corrientes y con una gran riqueza.

La inmersión consiste en saltar cerca de la pared norte del cabo y seguir las barras rocosas en forma de 3 paredes que rodean el cabo de norte a sur, siendo la primera la más profunda (unos 37 metros) formada por gorgonias rojas, la segunda (que ronda los 30) formada por roca calcárea y coralígeno y la tercera recubierta de alga calcárea verde. En función de la ruta a elegir, hay que tener en cuenta la acumunlación de nitrógeno, por lo que es una inmersión para buceadores Advanced. La inmersión se realiza a la deriva, de manera que el barquero recoge a los buzos una vez han sacado la boya de señalización y emergen en superficie.

Como fauna, es posible ver algún bogavante, brótolas de gran porte, meros, morenas, algunos nudis de gran tamaño y, en primavera y principios de verano, algún pez luna o el paso de águilas marinas.