© 2019 by Xavier Salvador.

LA BARDA

Situada cerca de la segunda isla, cruzando el arenal, encontramos una formación rocosa en forma de barra partida que se adentra mar abierto. Esta formación recibe el nombre de La Barda.
La inmersión empieza en el fondeo, situado en la partición que forma la barra, siendo el recorrido en la ladera izquierda (o norte) de dicha barra. Justo al lado del fondeo se encuentra una pareja de caballitos de mar muy estáticos. El fondo está compuesto de coralígeno muy agujereado y cubierto del alga verde Halimeda tuna, que le da un toque de color muy bonito al paisaje. Encima de la formación rocosa pueden verse grandes bancos de barracudas, así como meros en los veriles más abruptos. La profundidad mínima es de 13 metros y la máxima supera los 30 metros, por lo que esta inmersión está reservada para niveles de Advanced o superiores. 
En primavera abundan los nudibranquios, especialmente Janolus cristatus, uno de los de mayor tamaño (puede superar los 7 centímetros) y vistosos de nuestras aguas.